El cuidado de la piel en primavera: consejos y precauciones

Estamos a unos días de que empiece otra estación del año, con la cual viene el buen tiempo, el sol, los días más largos y las ganas de salir más de casa, pero… ¡ cuidado! porque con el cambio estación vienen también alteraciones no sólo en las temperaturas, sino en nuestro mismo cuerpo, por eso es importante saber cuidar la piel en primavera.

Por eso, desde Blue Cap queremos compartir algunos consejos para el cuidado de la piel en primavera,  a fin de vivir y disfrutar bien esta temporada del año en que la que debe preparar la piel para la llegada del verano, ya que se expone más al sol y a las altas temperaturas.

Precisamente esos rayos de sol son los que nos van a brindar el primer consejo, porque el cambio que experimentamos del invierno a la primavera, que va de marzo a junio, nos obliga a tomar conciencia de que el sol se hará más intenso, usaremos ropa más ligera, ante lo cual es necesario tomar precauciones protegiendo la piel en primavera, con un buen protector solar.

Sea rostro, brazos o piernas, la piel debe protegerse diariamente con una crema solar, dado que estará más expuesta a los rayos del sol y, como se sabe éste tiende a dañar y envejecer la piel.

Esto de la primavera significa que cada vez llevaremos ropa más ligera, nos expondremos al sol, iremos a la playa o a la piscina, haremos alguna excursión a un río o nos iremos a dar paseos para disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Pero las personas que tienen dermatitis atópica viven la primavera, de la misma forma que el resto, aunque deben tener en cuenta ciertas cosas para que su piel en primavera no sufra por los cambios de estación y por los planes que durante esta época del año suelen hacer.

Consejos para cuidar la piel en primavera

Son muchos los cuidados que debemos atender para cuidar la piel en primavera, entre los cuales te compartimos los siguientes:

▶ Debemos usar siempre protección solar. El sol es incisivo con la piel sin importar la temperatura que haga. Lo que mide su impacto es su cercanía con la Tierra y cuanto más cerca está el verano, más nos afectan sus rayos ¡aunque tengamos un día veraniego de 20 grados!

Por ello, nunca debemos olvidar utilizar una crema para el sol si nos vamos a exponer a sus rayos. Además, debemos escoger un fotoprotector que se comporte bien con nuestra piel y que tenga un filtro adaptado a nuestro tono. 

Recomendamos también extremar esta precaución si vamos a estar al sol en las horas en las que sus rayos son más dañinos, como al mediodía. Si se puede evitar la exposición, mejor hacerlo y cambiar los planes fuera de las horas centrales del día.

▶ Las piscinas no tienen por qué ser un problema para las personas con dermatitis atópica, salvo en casos muy extremos en los que tengamos lesiones muy graves. Para poder disfrutar de los primeros baños sin preocupaciones, debemos procurar elegir piscinas en las que sepamos que no hay muchas sustancias irritantes en el agua.

Además, tras el baño no hay nada que no arregle una breve ducha con agua tibia y una crema hidratante. De esta manera podremos contrarrestar cualquier efecto negativo que pudiera tener el agua de la piscina en la piel.

▶  La hidratación es fundamental, pero no sólo en cremas. El agua juega una baza muy importante del bienestar de nuestra piel y por ello debemos tener siempre a mano una botella para beber a lo largo del día.

Debemos extremar las precauciones de la piel en primavera, sobre todo en las horas centrales del día y, si hacemos alguna salida al aire libre cuando haga calor, es necesario tomar conciencia del cuidado de la piel en primavera, aplicando  una crema protectora.

▶ ¿Vamos a hacer excursiones y vamos a sudar un poco? Ningún problema. Debemos equiparnos con ropa que transpire bien y, si es posible, llevar camiseta de repuesto, una toalla limpia, agua y crema hidratante.

Podemos ayudarnos de la toalla y un poco de agua para limpiar y después secar el sudor sin frotar, sólo para que no irrite la piel. Un poco de crema hidratante específica para pieles atópicas dará el toque de calma que podemos necesitar cuando hagamos un descanso.

Más cuidados para la piel en primavera

las alergias en primaveraOtro de los consejos para el cuidado de la piel en primavera que debemos tener presentes, es hidratarla bien y, sobre todo, estar muy pendientes de las alergias.

La primavera es la mejor época para sufrir esas alergias y hay que intentar evitar de la mayor manera posible que esos síntomas alérgicos irriten y enrojecen la piel. A colación de esto, hay que recordar que hacer deporte oxigena y mucho nuestra piel gracias a que al sudar eliminamos toxinas dañinas para la piel.

También es sorprendente saber que uno de los mejores consejos para el cuidado de la piel en primavera y en los cambios de estación es comer frutas y verduras.

Según un estudio publicado en 2015 por la revista científica Journal of Agricultural and Food Chemistry, estos alimentos son ricos en carotenoides que mejoran nuestra piel y que además le dan un color más dorado. Una de las mejores frutas según esta revista es la uva ya que sus flavonoles tienen una gran capacidad antioxidante.

Cómo tratar la dermatitis

Y, por supuesto, no hay que olvidar el estar bien hidratados bebiendo una gran cantidad de agua. La cantidad recomendada es 2.5 litros diarios, que nos permite hidratar nuestra piel y además hay una gran prevención sobre la aparición de puntos negros y de granos en el rostro.

Recuerda tomar en cuenta estos consejos para el cuidado de la piel en primavera y mantenerte actualizado sobre la salud de la misma, consultando el blog de Blue Cap.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *