¿Tu piel tiene síntomas de diabetes? Descubre cómo saberlo

sunburn-2117350_960_720La diabetes es una enfermedad que afecta a aproximadamente 422 millones de personas en todo el mundo. Una cifra que, según los expertos, aumentará exponencialmente en los próximos años (como lleva haciendo desde hace varias décadas).

Las causas que llevan a este problema de salud son diversas, aunque están relacionadas con la alimentación, el nivel de azúcar en sangre y el consumo de carbohidratos.

Este aumento de los niveles de azúcar provoca que la glucosa permanezca en la sangre, lo que se traduce en problemas visibles en la piel. Estos cambios, aunque no representan un gran problema para la dermis, sí que pueden ser incómodos. Además, conociendo las causas, no es complicado prevenir su aparición.

Diversas autoridades sanitarias han advertido de la importancia de reparar en estos pequeños cambios, ya que pueden darnos pistas sobre la aparición de la diabetes en nuestro organismo.

Descubre cuales son estos signos

Aunque las manifestaciones de esta enfermedad pueden ser diversas, sí que se han descubierto algunos signos con cierto patrón de repetición. Así, la piel seca –que puede abrirse o cuartearse- es uno de los más comunes. Aunque en un principio pueda parecer un síntoma común, sus consecuencias –más facilidad para las bacterias de acceder a zonas más sensibles- podrían causar infecciones.

Además de esto, las uñas, las palmas de las manos, el enrojecimiento de la cara o ciertas manchas en las piernas también nos darán pistas sobre un posible inicio diabético. En estos casos, la recomendación es estar alerta y contactar con un especialista.

¿Qué hacer para prevenir su aparición?

Como hemos comentado, la principal causa de diabetes esté en el nivel de azúcar en sangre, por lo que habrá que controlar los alimentos que puedan provocarlos. En el mismo sentido, poner atención a la dieta y reducir el consumo de carbohidratos será una buena opción.

En cuanto a la piel, un buen cuidado –lavarla frecuentemente, tomar muchos líquidos o utilizar productos específicos y de confianza te ayudarán a evitar todos estos problemas derivados.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *