Cuidados especiales para nuestra piel tras el verano

cuidados de la piel tras las vacacionesYa ha acabado el verano y con él, las vacaciones. El tiempo que hemos pasado al sol, en la playa, en la montaña, en terrazas, trasnochando, comiendo helados y tomando cervezas con los amigos.

La vuelta a la rutina implica también una vuelta a nuestros cuidados normales, a comer mejor, a dormir más y por supuesto, a cuidar nuestra piel como siempre. Pero quizás tras el verano es el momento perfecto para darle un plus de mimos a nuestra dermis tras los excesos del verano.

¿Por qué? Porque el sol, el calor, la piscina y la mala alimentación (o quizás, comer de forma más despreocupada) afecta de lleno a nuestra piel y si queremos repararla y no sufrir las consecuencias, debemos extremar los cuidados.

¿Qué podemos hacer para reparar la piel?

–          Quizás ha acabado el verano, pero el sol sigue ahí. Debemos usar protector solar a diario para evitar quemaduras, manchas y el envejecimiento prematuro de la dermis, sobre todo en el rostro y cuello.

–          Hidratación intensiva. Es posible que durante el verano hayamos descuidado los cuidados más básicos de la piel y que esté un poco deshidratada o seca tras el calor y el sol. Por ello, debemos esmerarnos en hidratarla en profundidad para recuperarla de los daños del sol.

–          Limpieza minuciosa. Pasar tiempo fuera de casa implica también, en ocasiones, exponer la piel a la contaminación y a la suciedad, como hemos explicado en algún post. Por ello, no debemos descuidar los rituales de limpieza más exhaustivos para conseguir eliminar la suciedad. Tras la limpieza, es imprescindible usar un tónico. Todos los productos deben ser adecuados para nuestra piel.

–          Examen. ¿Tenemos manchas o creemos que tenemos la piel dañada en exceso? Debemos acudir al dermatólogo para que nos examine y nos indique qué tratamiento es el más adecuado para tratarnos si este verano nos hemos pasado de la raya.

–          ¿Qué tenemos en la nevera y en la despensa? Como hemos comentado en post anteriores, lo mejor que podemos hacer es sacar azúcares refinados, excitantes, alérgenos y grasas de nuestra cocina. No solo son perjudiciales para nuestra salud, sino que también inflaman y ensucian nuestra piel.

–          Beber agua es muy importante y debemos hacer un especial esfuerzo por dejar atrás otro tipo de refrescos que contienen azúcar y que son muy dañinos. Si queremos darle un toque diferente al agua para beber más, podemos añadirle frutos rojos, cítricos, hojas de menta o de hierbabuena junto con hielo.

Estos sencillos consejos nos ayudarán a que nuestra piel tenga mejor aspecto y a reparar los daños provocados por el exceso de sol y de calor.

Cuidados especiales para nuestra piel tras el verano
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *