Cómo cuidar tu piel tras el verano

jens-kreuter-96504-unsplashAunque el verano ha tardado en irse, parece que las temperaturas en España se van ajustando poco a poco a lo que pide la época otoñal. Por ello, una vez pasados los días de calor, playas y piscinas es hora de adaptar tu piel a la nueva estación. Y hoy desde Blue Cap te damos varios consejos para conseguirlo.

Durante el verano, los cuidados en la piel se enfocan en proteger a la dermis del sol y a conseguir una mayor hidratación. Además del sol, agentes externos como el cloro o la arena de playa hacen nuestra piel mucho más sensible.

Precisamente como consecuencia del sol, uno de los efectos –positivos- del verano es haber conseguido una piel bronceada. Para mantenerla, se recomienda mantener una alta ingesta de líquidos diaria –dos mínimos-, aplicar crema hidratante y evitar cosméticos que incluyan ácidos entre sus componentes. La tendencia natural de la piel será a ir perdiendo poco a poco ese tono dorado, por lo que sería preciso aplicar autobronceadores.

Por otro lado, el efecto de los rayos ultravioletas provoca la necesidad de utilizar productos contra las finas arrugas o la falta de densidad en la piel. Para ello, los expertos recomiendan una limpieza minuciosa, mascarillas, sérum reparador y una crema tanto de día como de noche.

La importancia de una exfoliación cuidadosa

Para una mejora todavía más visible de la piel es recomendable llevar a cabo una buena exfoliación. Con ella se conseguirá eliminar células muertas, suciedad e impurezas, así como activar la microcirculación del tejido.

Es importante utilizar un exfoliante diferente para cutis y cuerpo, utilizar agua fría y aplicar una pequeña cantidad del producto cada vez. En la limpieza facial la mejor técnica es aplicarlo a través de pequeños masajes circulares, con especial incidencia en frente y nariz. En el resto del cuerpo, en cambio, serán los codos y las rodillas donde deberás agudizar tu atención.

En caso de que, tras el verano, notes cualquier cosa diferente en la piel, o creas ha podido aparecer alguna amenaza para tu dermis, es importante consultar cuanto antes con tu especialista.

El cambio de hábitos, sumado con la temperatura y la luz solar, pueden tener consecuencias para nuestra piel que no imaginamos, por lo que la mejor solución siempre será acudir a un dermatólogo.

Cómo tratar la dermatitis

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *