Cómo afectan las picaduras de medusas a las pieles sensibles

Cómo afectan las picaduras de medusas a las pieles sensiblesSiempre que se acerca el verano e incluso en los meses previos a la época estival, la preocupación por el sol, los cambios de temperatura y todo lo que pueda afectar a la piel aumenta prácticamente día a día. Y es que desde mediados de abril hasta mediados de septiembre, el sol toma protagonismo. Uno de los principales errores es pensar que los rayos del sol solo afectan cuando se reciben de manera provocada, como por ejemplo en la playa, pues todas las mañanas el cuerpo se ve afectado por el sol. Pero no solo preocupa la temperatura o el calor. Y es que en verano es cuando más se sufren las picaduras de insectos. Los mosquitos salen de su escondite para cumplir con su particular función. De hecho, en Blue Cap ya os contamos cómo afectan esas picaduras a las pieles más sensibles.

Pero si hablamos de errores a la hora de prevenir o de preocuparse sobre la temperatura o el sol, también se cometen fallos al pensar que los mosquitos son los únicos que pueden picar. Y es que las playas tienen su particular peligro. ¿Quién no ha sufrido alguna picadura de alguna medusa, de peces araña o incluso de erizos? Y estos son solo algunos de los ejemplos que podemos encontrarnos en las playas más cercanas. Por eso hoy desde Blue Cap os acercamos la mejor manera de actuar para protegernos si se ha sufrido alguna de estas picaduras.

Sarpullidos, fuerte escozor e incluso reacciones alérgicas son algunas de las consecuencias de las picaduras que se pueden sufrir en las playas. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios se recomienda que el primer paso sea visitar los puestos de socorro para recibir los consejos de los socorristas y enfermeros que hayan por la playa. Sea como sea, hay que saber cómo tratar ciertas heridas para evitar, sobre todo en pieles sensibles, que éstas puedan dejar marcas de por vida en la dermis.

Para poder paliar los picores y escozores de una picadura de medusa es fundamental no tocar la herida con las manos para así evitar que se pueda extender por el cuerpo, algo similar a los hongos. Así pues, prohibido rascarse. Y para lavar la herida es vital recordar que solo se debe lavar con agua salada ya que la dulce hace que el veneno se libere por la picadura. Así, las pieles más sensibles deberán lavar la herida con mayor frecuencia y, obviamente, si no mejora se deberá visitar al médico para seguir un tratamiento más específico.

En el caso del pez araña también se deberá lavar la picadura, pero con agua caliente. El veneno es sensible a las altas temperaturas y es vital sumergir la herida en agua caliente durante unos 30 minutos aproximadamente. En pieles sensibles, las picaduras de este tipo de pez pueden llegar a provocar desde fiebres y náuseas hasta vómitos. Así pues, lo más recomendable sigue siendo visitar al médico, sobre todo si tenemos una piel sensible.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *