Dermatitis seborreica: reconocer la afección, preguntas frecuentes y tratamiento

La dermatitis seborreica es una de las enfermedades más comunes que podemos encontrar en nuestra piel.

Un mal cuidado, no seguir los consejos de nuestros médicos o llevar una vida que no destaque por saludable puede generar problemas en la dermis como esta enfermedad.

Uno de los principales hándicaps que tiene esta dolencia es que es casi imposible reconocer la dermatitis seborreica.

Pese a ser una dolencia crónica en la que es imposible frenar su aparición pese a poder tener una prevención espectacular, la dermatitis seborreica sí se puede controlar una vez la sufrimos.

Aunque no siempre se consiga dejar atrás la enfermedad, la dermatitis seborreica puede ir diciéndonos ‘adiós’ de manera paulatina si seguimos ciertos consejos y conocemos el tratamiento sobre la dermatitis seborreica.

Desde Blue Cap recordamos y recomendamos a la vez visitar siempre a nuestros médicos y médicas para conocer la manera más efectiva de tratar estos problemas.

Pero también, a través de nuestro blog, ayudamos a todos nuestros lectores a que puedan encontrar las respuestas a esas preguntas frecuentes sobre la dermatitis seborreica.

¿Qué es lo que provoca la dermatitis seborreica?

No se conoce la causa exacta que provoca la aparición de la dermatitis seborreica, pero quienes la sufren tienen un sobrecrecimiento del hongo Malassezia Furfur, un hongo que todo el mundo tiene en la piel ya que forma parte de la flora natural de las personas. Este hongo se desarrolla en un ambiente rico en grasa.

Además, otros factores afectan de forma evidente a los brotes de la dermatitis seborreica, como el estrés, los cambios de estación, productos de limpieza o de belleza, el calor o la humedad.

¿La dermatitis seborreica se puede curar?

La dermatitis seborreica es crónica y su aparición no puede prevenirse.

Esto no significa que alguien que tenga este tipo de afección en la piel deba sufrirla de forma grave de por vida, ya que con el tratamiento y los cuidados adecuados pueden controlarse y prevenirse los brotes.

Eso sí, es importante que el paciente se implique con su médico y que siga los consejos al pie de la letra, además de intentar llevar una vida relajada y hacer un esfuerzo para que los cambios de temperatura, la humedad o los productos de limpieza afecten lo más mínimo.

¿Existe un tratamiento definitivo para la dermatitis seborreica?

Como hemos dicho, se trata de una enfermedad crónica que no tiene cura, pero que puede controlarse si se sigue el tratamiento sobre la dermatitis seborreica.

El tratamiento consiste en lavarse la cabeza con un champú específico como indique el fabricante. En la cara hay que utilizar geles específicos suaves.

Tanto en el resto del cuerpo como en la cara es importante aplicarse cremas o hidratantes específicas para cuidar la piel.

También se aconseja tomar el sol, así como mantener el alcohol y el tabaco fuera de nuestras vidas. Una buena alimentación también ayuda a mejorar la salud de la piel.

¿Cómo sé si tengo dermatitis seborreica?

Una vez hemos conseguido encontrar esa respuesta a las preguntas frecuentes sobre la dermatitis seborreica, llega uno de los momentos clave: reconocer la dermatitis seborreica.

Las enfermedades de la piel y las diferentes vertientes de la dermatitis (seborreica o atópica) tienen un denominador común: es complicado diferenciarlas y saber cuál de ellas se sufre.

Las marcas rojas, los picores o la aparición de caspa suelen aparecer en las dolencias que puede sufrir nuestra piel. Por eso es vital asistir siempre a nuestro médico o médica.

Pero, como suele ocurrir, cuando vamos a las visitas con los especialistas, ya sabemos lo que podemos tener.

Ocurre con la gripe, con los dolores articulares o casi con cualquier dolencia. Y eso, en la dermatitis seborreica, también se puede dar.

Además de ofrecer esas respuestas a preguntas típicas que vuelan por nuestra cabeza, en Blue Cap queremos acercamos algunos indicios que podrían estar relacionados con la dermatitis seborreica. ¿Listos para tomar los apuntes? Vamos con ello.

Si detectamos que tenemos descamaciones muy agresivas, zonas de seborrea y lesiones, que no se curan de forma natural y que parece que necesitan un tratamiento específico, quizás podemos tener dermatitis seborreica.

¿Cómo sé si padezco dermatitis seborreica?

Es posible que tengamos dermatitis seborreica si,

– Tenemos escamas gruesas amarillentas en el cuero cabelludo o el rostro.

– Tenemos escamas blancas que se desprenden.

– Tenemos zonas de mucha grasa.

– Tenemos piel irritada y enrojecida.

– Tenemos picor en la piel difícil de controlar.

¡No te pierdas estos consejos y muchos más para tener una piel saludable y fuerte gracias a nuestro blog de Blue Cap!

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *