Rutina de limpieza para pieles mixtas con agua micelar

Cuidarse la piel debería ser una obligación. Tener una dermis protegida, además de evitar las enfermedades típicas como la dermatitis, dermatitis atópica o seborreica o psoriasis, nos ayuda a lucir una piel bonita, suave y sobre todo limpia.

Y para cuidar la piel hay muchas maneras de hacerlo, así como los diferentes tipos de piel que podemos encontrarnos. Uno de esos tipos de piel es el mixto. Para entender la piel mixta debemos saber lo que es.

Este tipo de dermis es el que mezcla la piel grasa en partes con zonas o bien secas o bien normales. Curiosamente, esta piel hace una forma de T ya que suele aparecer en la barbilla, la nariz y también en la frente.

Si tenemos piel mixta, el cuidado de la piel debe ser más importante. Al combinar zonas grasas con zonas secas y producirse más en las zonas anteriormente comentadas, la piel mixta tiene a deshidratarse con mayor asiduidad en el tiempo.

Así pues, tener una rutina de limpieza de piel es más importante de lo que parece. Y esa rutina es la que os contamos en nuestro blog en Blue Cap.

La mejor rutina de limpieza para pieles mixtas

Desmaquillar. Hoy en día hay opciones mejores para la piel que una simple toallita. Por ejemplo, el agua micelar. Se trata de un nuevo producto elaborado a base de micelas, que son un conjunto de moléculas que consiguen atraer la suciedad y la grasa de la piel, para después aislarla y transportarla por medio del agua, para que tu piel quede limpia. Para los ojos utiliza un desmaquillante específico.

Tónico. Después del agua micelar aplica un tónico purificante para pieles mixtas.

Aloe Vera. Un truco, siempre y cuando no seas alérgica, es utilizar un poco de Aloe Vera natural, calma la piel y ayuda a su regeneración.

Exfoliación. Un día a la semana realiza una exfoliación a tu rostro. Utiliza un producto específico para tu tipo de piel, que no resulte agresivo. Te ayudará a eliminar piel muerta y otras impurezas. Además, contribuye a evitar la temida aparición de puntos negros y granitos.

Mascarilla. Una vez a la semana utiliza una mascarilla, calma tu piel y te ayuda a que la limpieza funcione mejor.

Hidratación. Por supuesto, tanto de día como de noche termina siempre tu rutina de limpieza con una crema hidratante, o nutritiva, específica para tu tipo de piel.

Qué es el agua micelar y por qué está de moda

Después de conocer la rutina de limpieza cuando tenemos una piel mixta, que nos obliga a aumentar los cuidados sobre la misma, os vamos a presentar un líquido que nos ayudará a mantener la piel protegida.

Esos truquitos que aparecen en las dietas, en los ejercicios deportivos, a la hora de estudiar… Y que también aparecen en los cuidados de la piel.

Hablamos del agua, pero del agua micelar. Entre los geles, las cremas, los champús y todo tipo de producto que se te pueda pasar por la cabeza se ha hecho hueco este tipo de agua.

Hoy, en nuestro blog de Blue Cap, os acercamos qué es este tipo de agua, para qué sirve y, sobre todo, si nos ayudará o no a tener una piel cuidada y protegida de todo tipo de amenazas.

Existen en el mercado, leches limpiadoras, geles y, en los últimos años ha surgido uno, el agua micelar, un producto que combina los tres pasos básicos de la rutina de higiene: desmaquilla, limpia y tonifica y lo hace de manera suave, ya que sus componentes no son nada agresivos para la piel del rostro, a diferencia de otros que sí pueden causar alteraciones.

El agua micelar está considerada como un “producto con activos no agresivos” para todo tipo de pieles, sobre todo para las sensibles en las cuales ejerce una acción de alivio, como si de agua termal se tratara o de proteínas de avena, combinadas con magnesio o potasio.

¿De qué está hecha el agua micelar?

Es una solución que, a diferencia de geles o leches limpiadoras, está compuesta por moléculas formadas por un polo hidrófilo, que sirve para atraer el agua de la piel, y otro llamado lipófilo, que atrae la grasa.

Estas moléculas, al juntarse, forman una “micela”, es decir un “tipo de imán” que al tener contacto con la piel recoge toda la suciedad que ésta tiene.

Su efecto es tal que logra limpiar profundamente la piel, equilibra el PH de ésta sin irritarla, sin dejarle la sensación de grasa y deja un efecto refrescante, gracias precisamente a las “micelas”.

Crema Blue Cap, un complemento del agua micelar

Aquellos cutis cuya piel es seca y descamada, el uso de agua micelar en la limpieza diaria le vendrá muy bien, pero dado la resequedad que padece, es necesario hidratarla luego con una buena crema, que en este caso se recomienda que sea Blue Cap, indicada concretamente para hidratar pieles en estado seco.

La crema se puede aplicar tanto en la noche como en el día y se complementa muy bien con el uso del agua micelar.

Este es solo uno de los productos que os descubrimos. ¡No te pierdas ninguna novedad en el cuidado de la piel y haz click aquí para consultar nuestro blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *