Psoriasis: cómo surge, tipos, tratamiento y cómo reconocer la afección

GUIA COMPLETA PSORIASISLa psoriasis es conocida como una enfermedad inflamatoria de la piel que tiende a afectar a un 2% de la población y que además surge entre los 15 y los 35 años de edad, aunque también puede afectar a niños, así como a personas mayores.

Es importante aclarar que la psoriasis no es una patología contagiosa ni hereditaria, aunque sí hay una predisposición genética a padecerla. A pesar de esto, debe haber unos factores desencadenantes para que se desarrolle y sobre todo para saber reconocer la psoriasis.

Psoriasis: Guía completa para conocer la enfermedad

Nuestra piel

Nuestra piel a veces nos juega malas pasadas. Tiende a reaccionar ante diversas situaciones como por el clima, la comida, el estrés y hasta por los medicamentos que estamos tomando de una manera muy distinta a la que estamos acostumbrados.

En ocasiones no sabemos hasta qué punto esas reacciones son normales por los cambios de nuestros hábitos o si debemos preocuparnos y acudir al médico para consultarle si tendría que hacernos un examen.

¿Quién no ha tenido alguna vez la piel irritada, con picor, seca o agrietada? Seguro que muchos han sufrido este malestar y han intentado calmarla con lociones hidratantes.

Pero cuidado, porque a veces esa piel irritada y con picor es algo más que una reacción momentánea. Quien se haya fijado que determinadas zonas de su piel aparecen este tipo de irritaciones con demasiada frecuencia y que incluso llegan a sangrar o que tiene descamaciones blanquecinas que no se curan con facilidad, quizás debería plantearse que es posible que tenga psoriasis.

Por eso es importante aprender sobre esta enfermedad y conocer aspectos como los siguientes:  reconocer la psoriasiscómo surge la psoriasis; cuántos tipos de psoriasis hay y cuál es el tratamiento para la psoriasis.  Pero vayamos por parte en relación a estos temas…

¿Qué es la psoriasis?

Es una enfermedad inflamatoria de la piel provocada por un intercambio celular demasiado rápido que acumula células en la capa más externa de la piel, formando placas de escamas blanquecinas que se desprenden.

¿Cómo surge la psoriasis?

Los linfocitos T, presentes en las células de la sangre, ayudan a proteger nuestro cuerpo de infecciones y otras enfermedades. Las personas con psoriasis provocan que los linfocitos T se activen de forma incorrecta, haciendo que se dilaten los vasos sanguíneos de la piel y que proliferen las células de la epidermis.

Lo habitual es que el intercambio celular se produzca cada treinta días, pero en una persona con psoriasis este intercambio se produce en cuatro días, haciendo que se acumulen las células en la capa córnea y creando capas de escamas blanquecinas que se descaman con facilidad.

La psoriasis se agrava por cualquier lesión en la piel, aunque también puede verse afectada por una medicación agresiva (litio, glucocorticoides sistémicos, antimalariales, interferones, gemfibrozil, imiquimod, bloqueadores de receptor beta y anti inflamatorios no esteroidales), una infección (faringitis por estreptococo), la obesidad, el estrés, los climas fríos, la escasa exposición al sol, la fricción con la piel, el consumo de alcohol y la depresión.

 

¿Cómo se manifiesta? 

La psoriasis se  manifiesta a través de lesiones de tamaño variable, que se agrietan con facilidad tanto en las rodillas, codos, cabeza, tronco, uñas y articulaciones. Se trata de una enfermedad crónica no contagiosa que puede tener origen genético, pero que suele tener desencadenantes que la ponen en marcha.

Las lesiones suelen tener un color rojizo y blanquecino de distinto grosor. Las placas tienen bordes rojizos, se descaman y se agrietan con facilidad. Además, aparecen y desaparecen, a veces en el mismo lugar, otras en distinto sitio.

Hay muchos tipos de psoriasis y cada persona que la padece la vive de una forma distinta, con diferentes tipos de lesiones, grados de picor y escozor de leves a casi insoportables.

Tipos de psoriasis, según su manifestación

  • Psoriasis en placas. Se forman placas en distintas partes del cuerpo con escamas que se agrietan y desprenden. Suele cursar con dolor y picor.
  • Psoriasis en gotas. Se manifiesta a través de pequeñas lesiones salpicadas por todo el cuerpo, sobre todo en el tronco y en las extremidades. Su tamaño es más pequeño que en la psoriasis en placas y es más habitual entre pacientes de menor edad.
  • Psoriasis en pliegues o inversa. Afecta a zonas con pliegues como las ingles, la parte trasera de las rodillas, bajo el pecho o en las axilas. Suelen aparecer rojeces e inflamaciones, pero no placas y les afecta sobre todo a personas con sobrepeso.
  • Psoriasis eritrodérmica. Es uno de los tipos de psoriasis menos habituales y suele enrojecer la piel de forma grave.
  • Psoriasis pustular generalizada. Es otro de los tipos de psoriasis menos frecuentes y se manifiesta con áreas de la piel enrojecidas y con pústulas, que cuando se secan aparecen de nuevo.
  • Acropustulosis. Las lesiones están en los dedos, los pies y en ocasiones, en la cara. Puede producir lesiones muy dolorosas y deformantes, tanto de las uñas como de los huesos de la cara en sus manifestaciones más graves.
  • Artritis sistémica. Afecta a varias articulaciones del cuerpo, sobre todo en manos, pies, columna lumbar, rodillas y muñecas, con rojez, hinchazón y dolor. Si no se trata puede provocar daños irreversibles en las mismas.

Tipos de psoriasis según su gravedad

  • Psoriasis leve. Solo cubre un 2% del cuerpo, en rodillas, codos, cuero cabelludo, manos o pies y se trata con cremas o champús.
  • Psoriasis moderada. Afecta hasta a un 10% del cuerpo, en extremidades, tronco y cuero cabelludo. Se trata con productos por vía tópica, fototerapia y en ocasiones con pastillas.
  • Psoriasis grave. Más del 10% del cuerpo afectado por psoriasis, por lo que es necesaria la fototerapia y medicación según el tipo de placas.

Tratamiento

Cada tipo de psoriasis tiene un tratamiento distinto, pero lo importante es conocer de forma profunda la dolencia y seguir al pie de la letra los consejos e indicaciones del médico. Un uso inadecuado de los medicamentos, así como la exposición al sol o la fricción de las placas, puede desencadenar más crisis innecesarias.

Un diagnóstico y un temprano tratamiento para la psoriasis,  puede evitar un impacto físico y psicológico fuerte, por lo que hay que ir al médico en el momento que se sospeche que puede estar desarrollando psoriasis.

Tipos de tratamiento

¿Cómo sé si padezco psoriasis?

Después de toda esta información sobre la psoriasis, la pregunta ahora es “¿cómo sé si padezco psoriasis?”.  Es posible que se tenga esta enfermedad si hay este tipo de manifestaciones en la piel:

  • Tenemos zonas con picazón, ardor o dolor.
  • Las placas son complicadas de eliminar con un tratamiento convencional.
  • Tenemos manchas rojizas con escamas blancas que se desprenden.
  • Hay zonas de piel seca y agrietada que pueden llegar a sangrar.

Como podrás ver, la psoriasis es una enfermedad que hay que conocer bien para saber cómo enfrentarla, sobre todo con el tratamiento adecuado y con paciencia, para saber sobrellevarla.

Si te interesa conocer más sobre cómo surge la psoriasis, tipos de psoriasis, tratamiento para la psoriasis, así como la salud de la piel,  te invitamos a consultar el blog de Blue Cap, en el que encontrarás la actualidad sobre este tipo de temas.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *