Mitos y realidades sobre el cuidado del cabello

Mitos sobre el cuidado del cabello.Cuando se habla de tener un cabello brillante y saludable nos llegan consejos de todas partes, que con el tiempo se han convertido en mitos y que nos los han transmitido tanto la abuela de la familia, como la vecina de enfrente, quienes seguro nos han dicho lo que es bueno y malo para tener un cabello sano y hermoso, desde remedios caseros hasta el uso de productos de marca para hidratar, sanar o mantener la cabellera en buen estado.

Y con tanta información que nos llega, a veces nos perdemos entre esos mitos sobre el cuidado del cabello, que al final no sabemos qué hacer realmente por rescatarlo -si es que está maltratado- o darle el mantenimiento adecuado para mantenerlo vivo y bello.

Vamos a hablar aquí de esos consejos que pasan de generación en generación y que se han convertido en mitos.

Cierto es que muchos de esos remedios o prácticas sí funcionan, pero otros no, ante lo cual es importante saber que si la persona lleva una vida sana en alimentación, en deporte, en salud física y hasta psicológica, eso se reflejará tanto en el estado de su cabello como de su piel.

Hablemos pues de esos mitos que hay sobre el cuidado del cabello…

Se dice que si se cepilla el cabello 100 veces al día éste crece mucho.

Eso es falso. El cepillar tanto el cabello le causa fricción y afecta la circulación del cuero cabelludo, debilitando el mismo, el cual, por cierto, no adquiere más brillo con tanto cepillarlo. Lo indicado para que el cabello crezca es desenredarlo bien con un peine de cerdas gruesas, al final de la ducha, o bien, cuando esté seco, usar un cepillo con cerdas de plástico o naturales.

Se dice que dejar secar el cabello de forma natural es mejor que usar secador. 

Cierto y falso. Verdad es que si es el cabello se seca de manera natural, no se maltrata y se acomoda espontánemente. Mentira es que el secador siempre estropea el cabello. Si este instrumento se usa a temperatura tibia y a una distancia moderada del cabello, no lo perjudicará, pero sí se usa a temperatura muy caliente y se acerca mucho a la cabeza, hará que las puntas del cabello se abran, provocando resquedad y el desagradable “frizz”.

Se dice que usar tenazas no quema tanto el cabello.

Eso es falso. Usar en exceso la plancha claro que perjudica el cabello, no sólo lo maltrata, sino que lo debilita y lo peor viene cuando la persona tiene el mal hábito de plancharse el cabello húmedo. Existen en el mercado tratamientos especiales para crear una capa protectora a fin de evitar que el cabello se dañe con el uso de tenazas, pero hacer esto ya implica invertir más tiempo y dinero sólo por tener el cabello planchado. ¿Valdrá la pena hacer eso sólo por tener unas horas el cabello liso? ¡Valóralo tú misma!

Se dice que es malo lavarse el cabello a diario.

Eso es falso. Lavarse el cabello diariamente no es malo para el mismo, pero no es lo recomendable, ante lo cual se sugiere alternar su limpieza lavándolo cada tercer día, sobre todo si se tiene un cabello normal, porque cuando se trata de un cabello graso, lo mejor es lavarlo diariamente, ya que su grasa inmediatamente falta de higiene. Ante este mito es importante conocer de shampoos para escoger el ideal para un cabello normal, seco o graso. Los shampoos de marca, por muy conocidas que sean, contienen químicos fuertes que sí afectan a algo tan fino como es el cabello, por eso se sugiere informarse sobre shampoos hechos a base de ingredientes naturales, que aunque son un poco más caros que los comunes, sí cuidan e hidratan más la cabellera.

Se dice que despuntar el cabello seguido hace que éste crezca.

Eso es falso. Los peluqueros expertos afirman que despuntar el cabello cada dos o tres meses no garantiza su crecimiento, ya que cortar levemente las puntas sólo refleja un cambio visual, pero sí es saludable cortar las puntas, sobre todo si estas están abiertas o quebradas, o si tienen orzuela.

Se dice que las puntas maltratadas se pueden restaurar.

Eso es falso. Cuando las puntas del cabello están secas, abiertas o tiene orzuela, no hay más remedio que cortarlo, porque ni la mascarilla más cara o el shampoo más milagroso las va a reparar. Eso es imposible, dado que se trata de una parte del cabello que está muerta y lo mejor es podarla.

Se dice que por una cana que te quites, te saldrán dos.

Eso es falso. Nada tiene que ver el arrancarse una cana para que luego aparezcan otras en la cabeza, ya que estas salen por otros motivos, como la pigmentación del mismo cabello que tiende a debilitarse por la edad, por los contaminantes diarios o por el contínuo uso de tintes con el paso de los años.

 

 

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *