Andalucía lleva a cabo el primer trasplante de piel con células del propio paciente

Trasplantepiel-bluecapDesde que el pasado 19 de abril, la Agencia Española del Medicamento diera su autorización para utilizar piel fabricada como uso compasivo para pacientes muy graves, los médicos se pusieron manos a la obra para fabricar piel a partir de las células de una paciente que había sufrido quemaduras en más del 70% de su cuerpo debido a un accidente doméstico.

La mujer, de 29 años, ha sido la primera paciente en recibir un trasplante de piel humana autóloga fabricada. Un proceso en el que han intervenido más de 80 profesionales a través de la ingeniería de tejidos.

Todos estos profesionales procedentes de diferentes entidades como la Unidad de Producción Celular e Ingeniería Tisular del Complejo Hospitalario de Granada, la Unidad de Gestión Plástica y Grandes Quemados del hospital Virgen del Rocío de Sevilla y el Departamento de Histología de la Universidad de Granada, se han cordinado para llevar a cabo esta hazaña científica.

La paciente, que ingresó crítica en el hospital, ha podido sobrevivir gracias a este procedimiento en el que se implantaron más de 5.000 centímetros cuadrados de piel fabricada a con ingeniería tisular y nanoestructuras, el primer trasplante en el que se ha empleado una sustancia llamada agarosa, la cual se obtiene de un alga marina y mejora la elasticidad de la piel además de aumentar su grosor.

El Dr. Miguel Alaminos destaca que esta operación ha sido posible gracias a una década de estudios e investigación en la materia, añadiendo que este método pionero, al fabricarse con la piel del propio paciente, reduce la posibilidad de infecciones, evita el rechazo y aumenta la velocidad de la recuperación del paciente, por lo que la joven podría recibir el alta en un mes si presenta un pronóstico favorable.

Han sido necesarias dos sesiones quirúrjicas para completar el proceso, pero la Dr. Purificación Gacto, la cirujana plástica que atiende a la paciente, muestra su satisfacción al decir que la piel de la misma se está implantando adecuadamente, que está consciente y ya camina sin ayuda.

Antes de experimentar con esta técnica los quemados graves se trataban a través de injertos que procedían de piel donada por fallecidos, lo que suponía mayores riesgos debido a al rechazo y al aumento de la probabilidad de infecciones.

El consejero de Salud Andaluz, Aquilino Alonso, junto con el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Rodríguez de Arellano, han afirmado en una rueda de prensa en la que también han participado algunos de los profesionales que han hecho posible el trasplante, que este método se considera un “nuevo hito de la sanidad pública andaluza”.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *