Archivo de la etiqueta: dermatitis atopica niños

Día de la Dermatitis Atópica: Lucha por la concienciación social

niño dermatitis atopicaEl pasado 27 de noviembre se celebró el Día de la Dermatitis Atópica y en esa jornada recordamos que uno de cada cinco niños españoles sufre esta enfermedad inflamatoria que se manifiesta a través de brotes periódicos de diferente intensidad.

Además, de ese porcentaje de niños, un 80% a su vez tiene padres o antecedentes familiares con el mismo problema, aunque no hay que creer que tan solo surge por influencia genética.

Hay factores que agravan los brotes, como por ejemplo condiciones ambientales, la alimentación, los hábitos de higiene e incluso, nuestro estrés o ansiedad.

Sigue leyendo

Mi hijo tiene dermatitis atópica: Dudas frecuentes

mi hijo tiene dermatitis atopicaEs especialmente duro para los padres cuando su hijo tiene dermatitis atópica. Esta condición cutánea les hace sufrir y en ocasiones les cuesta comprender qué significa tener dermatitis atópica y asimilar su tratamiento.

Es tarea de los padres ayudarles a comprender mejor lo que le ocurre a su piel para que sean responsables e intenten no rascarse y seguir el tratamiento al pie de la letra.

Como ya comentamos en otra ocasión, es importante que las personas cercanas al niño y el personal del colegio conozcan a la perfección su condición cutánea para que sepan qué deben hacer y qué no y cómo es el tratamiento, por si el niño es todavía demasiado pequeño como para ser responsable del mismo.

Sigue leyendo

¿Cómo sé si mi hijo tiene dermatitis atópica?

como se si mi hijo tiene dermatitis atopicaLa preocupación que pueden tener unos padres por su hijo es quizás una de las más angustiosas que existen. Cuando un niño es pequeño y tiene molestias o signos de que puede estar pasando por algún tipo de enfermedad o problema, los progenitores suelen pasarlo casi peor que ellos.

Cuando los niños sufren es complicado acertar con lo que les pasa, debido a que ellos no pueden comunicarse como los adultos y a veces ni siquiera se pueden diferenciar los síntomas. Sigue leyendo