Síntomas dermatitis atópica en niños: cómo adecuar la casa a sus necesidades

Dermatitis atópica en niñosPreocuparnos por nuestros hijos es una de las reacciones más lógicas y normales que tenemos los padres, sobre todo si se trata de su salud. Por eso, cuando uno de ellos, sobre todo en edad de bebé, tiene molestias o signos de algún tipo de enfermedad o problema, la pasamos muy mal, incluso a veces peor que ellos, porque no sabemos exactamente lo qué les sucede.

Cuando los niños sufren es complicado acertar qué les pasa, debido a que ellos no pueden comunicarse como los adultos y a veces ni siquiera se pueden diferenciar los síntomas que presentan.

Dolores de estómago y molestias por el brote de los dientes son malestares frecuentes en ellos que, de alguna manera, se solucionan. Pero cuando se trata de patologías cutáneas y se piensa que son más sencillas de identificar y distinguir, no siempre es así, pues hay que saber discernir entre una irritación o inflamación puntual y una enfermedad en la piel.

¿Cómo sé si mi hijo tiene dermatitis atópica?

Una de las patologías más comunes que afecta a un 10% de la población, es la dermatitis atópica en niños, quienes pueden verse afectados por esta enfermedad desde el momento en que nacen, por eso es importante conocer las necesidades de dermatitis atópica en niños, los síntomas y características para saber si la padece o no, como las siguientes:

  • Suele surgir a partir del año de vida, pero a veces aparece cuando el bebé tiene seis semanas, y aunque tiene brotes, siempre persiste. En ese caso se trata de una dermatitis atópica en niños, en otros puede ser otro tipo de lesión de la piel puntual.
  • Las marcas de las erupciones suelen estar rodeadas por señales de rascado, ya que los niños no pueden evitarlo. Tienen descamaciones, costras amarillentas y quizás un poco de pus.
  • Las erupciones están sobre todo en la cara, en los pliegues de las superficies flexoras de brazos y piernas y, en ocasiones, en las manos. No suelen tener en la zona del pañal, ya que la humedad hace que no aparezcan erupciones, pero en ocasiones sí se da.
  • Si otro miembro de la familia tiene dermatitis, es posible que también se desarrolle la dermatitis atópica en niños.
  • Hay que conocer todavía más necesidades de dermatitis atópica en niños, como por ejemplo examinar su alimentación por si hay algún producto que le produzca alergia, como el huevo, la leche, el trigo o el pescado. Lo mejor es excluirlo durante una semana para ver si los síntomas de dermatitis atópica en niños remiten y saber si las erupciones provenían de una simple alergia. De igual modo puede ocurrir con los animales o con el polvo, así que hay que extremar la limpieza o mantener al niño alejado del gato o del perro durante unos días para ver si mejora.
  • En cualquier caso siempre hay que acudir al médico para que haga el diagnóstico más certero y apunte las directrices de tratamiento a tomar. Cada paciente de dermatitis es diferente a otro y porque al padre le haya funcionado una crema, ésta no tiene porqué ser ni adecuada ni efectiva para un bebé.

    Consejos para adecuar nuestra casa a nuestras necesidades cutáneas

  • Si el caso es realmente de una dermatitis atópica en niños, es necesario conocer los protocolos que se deben tomar a fin de hacerle más llevadera la enfermedad. Y parte de ese protocolo es saber adecuar la casa a sus necesidades.
  • ¿Por qué? Porque quienes tienen la piel sensible, conviven a diario con una problemática que afecta a muchas parcelas de su vida, esto significa que tener dermatitis atópica es prestar atención a lo que se come, a donde pasan su tiempo libre, a sus hábitos de higiene, incluso al clima que hace cada día.
  • Hay que tener en cuenta que una casa, por muy cómoda que nos resulte y por muy tranquilos que estemos en ella, debe acondicionarse para hacerla lo más confortable posible para atender una dermatitis atópica en niños.

¿Cómo podemos adaptar la casa a los síntomas de la piel?

dermatitis atopica acondicionar la casa⇒ Hay que prestar atención, sobre todo durante el invierno, a la temperatura de nuestra casa. Teniendo en cuenta su orientación, las horas de sol disponibles y la temperatura exterior e interior, debemos procurar ser moderados con la calefacción. No es necesario pasar frío, pero si es invierno ¿por qué no poner el termostato bajo y sacar el batín, en vez de estar a 25 grados? Nuestra piel agradecerá una temperatura moderada, sobre todo si los síntomas de dermatitis atópica en niños son intensos.

⇒ Cada día, como ritual, es importante airear la casa, ¡haga la temperatura que haga fuera! Así eliminamos la humedad acumulada durante la noche y hacemos que desaparezcan posibles alérgenos o humos o deseados (de tabaco, de la cocina, de la chimenea). Además, a nadie le gusta que huela a cerrado en casa.

⇒ La limpieza debe ser algo obligado para casos de dermatitis atópica en niños, a fin de evitar que se acumule el polvo, un posible alérgeno que, como sabemos, perjudica a las personas afectadas con dermatitis atópica. Si nos organizamos bien, una rutina de limpieza nos puede ayudar a evitar este problema y, además, mantendremos la casa en perfecto estado, algo que sin duda nos relaja y tranquiliza y que ayuda a que estemos más cómodos en ella.

⇒ Si podemos evitarlo, mantengamos edredones y almohadas de plumas, así como moquetas y alfombras, fuera de nuestra casa. Suelen acumular polvo y suciedad y son fuente de alérgenos de todo tipo, así que mejor tenerlos lejos de nuestro hogar.

¿Animales con pelo? ¡Mejor que no!

  • Por supuesto, nada de fumar ¡y en casa tampoco! Si podemos, es muy conveniente mantener nuestra casa libre de humos, ya que son muy perjudiciales para la salud de la piel.
  • Si invertimos en sábanas de algodón, suaves y sin mezclas de otros tejidos, estaremos invirtiendo en un descanso perfecto. Nuestra piel, en contacto con las sábanas, no solo no sufrirá, sino que transpirará mejor, nos ayudará a sudar menos y a estar más cómodos. De alguna manera, atender estas acciones forman parte del tratamiento para la dermatitis atópica en niños.
  • Podemos usar detergentes normales para lavar cualquier elemento textil de nuestro hogar pero, si podemos, mejor hacer un aclarado extra que elimine cualquier resto de jabón.

Con estos sencillos consejos y con el tratamiento para la dermatitis atópica en niños, convertiremos nuestro hogar en un reducto de paz y relax para la piel que tiene este padecimiento.

Si te interesa conocer más temas sobre la salud de la piel y enfermedades relacionadas con ésta, consulta con frecuencia nuestro blog, en el cual encontrarás artículos con esta temática.

Síntomas dermatitis atópica en niños: cómo adecuar la casa a sus necesidades
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *