Pitiriasis versicolor: síntomas y tratamiento

La pitiriasis es una infección superficial cutánea que suele descamar y manchar la piel. No es tanto una enfermedad como un proceso en el que la piel manifiesta una reacción tras la infección del hongo Malassezia furfur. Hoy, en nuestro blog pitiriasis versicolor: síntomas y tratamiento.

¿Sabes de qué hablamos cuando nos referimos a tinea versicolor?Aquí la respuesta ⇩

Pretendemos ayudarte y dar respuesta sobre esta afección, por eso, es importante conocer su diagnostico y tratamiento. Si reúnes todos los síntomas, debes acudir al personal cualificado.

Pitiriasis versicolor: síntomas y tratamiento

La tiña versicolor es una infección fúngica frecuente de la piel. Es un tipo de hongo que afecta a la dermis formando pequeñas decoloraciones. Suelen tener un color más claro o más oscuro según el tipo de la piel que les rodea.

Afecta, normalmente y con más frecuencia, al tronco y a los hombros. Este tipo de procesos es más común entre los adolescentes y los adultos jóvenes. Se manifiesta en brotes que se repiten si no se palían las causas que provocan la aparición.

Hay cuatro tipos de pityriasis versicolor, la rosada, la alba, la rubra pilaris y la versicolor, siendo esta última la más común y/o habitual.

¿Te ha parecido útil esta información? También podría interesarte:
Dermatitis por estasis
10 reglas que debes conocer para cuidar tu piel
• Alergia a la ropa y dermatitis. Causas y consejos

 

Síntomas de la pitiriasis versicolor 

Los signos de la pitiriasis versicolor pueden ser:

➤ Zonas con manchas redondas y ovaladas, en ocasiones en forma de placas, que suelen aparecer en el tronco y en las extremidades cambiando el color de la piel.

➤ No suele cursar con picor o causan un picor leve, pero cuando se rascan suelen descamar la piel.

➤ Las manchas pueden ser de color blanquecino (hipocrómicas) o de color marrón claro u ocre (hipercrómicas).

➤ Como decíamos, producen una descamación de la piel.

¿Cuándo consultar al médico?

Es recomendable la atención médica si sufrimos alguna de estas situaciones:

  • La piel no mejora con las medidas de cuidado personal tras semanas o meses de tratamiento.
  • Cuando vuelve a aparecer la infección.
  • Cuando las manchas se propagan y ocupan grandes zonas del cuerpo.

Causas de la pitiriasis versicolor

¿Qué causa esta afección de la piel? Pues, el hongo que causa esta infección fúngica se puede encontrar en la piel sana, no es necesario tener un tipo de piel.

Del mismo modo, solamente empieza a provocar problemas cuando el hongo prolifera.

¿Qué factores puede provocar la pitiriasis versicolor?

✦ Climas cálidos y húmedos y también, el sudor o la ropa apretada.

✦ Piel grasa, predispuesta al sebo y a la sudoración excesiva.

✦ Cambios hormonales.

✦ Sistema inmunitario debilitado.

 

 

 

 

Otros factores a tener en cuenta:

→ Los medicamentos como los corticoides.

→ El embarazo.

→ Y la predisposición genética.

¿Cómo se diagnostica?

El médico suele detectar de inmediato el tipo de descamación superficial y el cambio de coloración en las manchas. En caso de duda, se observa la piel con microscopio o se hace un cultivo.

Tratamiento de la pitiriasis versicolor

Normalmente existen tratamientos tópicos para este tipo de afección:

Si hay manchas o descamaciones pequeñas, se suele tratar con antifúngicos tópicos, sobre todo si no se ha tenido nunca. En el caso de que ya se haya tenido más de una vez, el médico suele recetar antifúngicos vía oral.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Hidratarse bien.
  • Evitar ambientes con humedad excesiva o calor.
  • No dejar que el sudor esté en la piel mucho tiempo.

¿Te ha servido este post? Esperamos que toda la información depositada en esta entrada te ayude a conocer más sobre este afección.

Si quieres conocer más acerca de cualquier enfermedad de la piel, sigue conectado a nuestro blog para estar al día. ¡Te esperamos!

Pitiriasis versicolor: síntomas y tratamiento
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *