Prueba la eficacia de Blue Cap

Conoce nuestros productos

Blue capBienvenido a nuestro blog

Sorteo Blue Cap: Estancia doble en un balneario

aguas termales sorteo balneario bluecapLas personas que tienen la piel sensible conocen lo importante que es cuidarse y mantener una rutina de limpieza e hidratación para poder evitar picores, irritaciones y demás molestias relacionadas con la psoriasis, la dermatitis atópica o seborreica.

Bañarse en aguas termales es uno de los cuidados clásicos de la piel, ya que hace miles de años que el hombre se dio cuenta de lo beneficioso que era utilizar estas aguas para su tratamiento personal.

Sigue leyendo

Dermatitis atópica: Causas, síntomas, tratamiento y posibles complicaciones

dermatitis atopica causas sintomas tratamientoLa dermatitis atópica es una alteración de la piel que causa inflamación sobre todo en la parte interna de los codos, detrás de las rodillas y en zonas de la cara, aunque también puede extenderse a más partes del cuerpo. Afecta a un 10% de la población mundial, tanto a hombres como a mujeres.

Sigue leyendo

Cómo cuidar la piel sensible de niños y bebés: Consejos básicos

qué es la dermatitis de pañal y cómo afecta a los bebésTener la piel sensible puede ser engorroso para un adulto, ya que en ocasiones no sabe qué hacer para mantenerla a raya. La situación se vuelve aún más difícil si es un bebé o un niño quien tiene la epidermis sensible, por lo que los padres deben ayudar a sus hijos a cuidar su piel para que no sufran más de lo habitual.

He aquí algunos consejos que los padres pueden seguir para que los pequeños de la casa convivan lo mejor posible con una piel susceptible de irritarse en exceso.

Sigue leyendo

Psoriasis: Cómo surge, tipos y tratamiento

psoriasis tipos tratamiento 02La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta a un 2% de la población y que suele surgir entre los 15 y los 35 años, aunque también puede afectar a niños y a personas mayores.

No es una patología contagiosa ni hereditaria, aunque hay una predisposición genética a padecerla. A pesar de ello, debe haber unos factores desencadenantes para que se desarrolle.

Sigue leyendo