Un nuevo paso en la lucha contra la psoriasis

psoriasis-estudio-trex2La psoriasis es una enfermedad autoinmune y crónica de la piel que afecta entre un 2 y un 3% de la población mundial, una enfermedad que produce lesiones cutáneas principalmente en codos, rodillas y cuero cabelludo, pero que puede llegar a extenderse a muchas otras zonas del cuerpo.

La investigación acerca de la psoriasis ha ido dando tumbos en las últimas décadas, sin llegar jamás a descubrirse una cura para la misma. Sin embargo, sí que se ha avanzado con respecto a nuevos tratamientos que tienen como objetivo hacer la vida de los pacientes más llevadera.

Pues bien, hace unas semanas aparecía la noticia, y es que un estudio llevado a cabo por investigadores de Patología y Terapéutica experimental de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, junto con el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), expertos de los Centros Científicos y Tecnológicos de la UB, el Instituto de Medicina Predictiva y Personalizada del Cáncer, investigadores del Hospital del Mar y de la universidad estadounidense de Wake Forest, y publicado en la revista Journal of Investigative Dermatology, ha logrado identificar una molécula clave en el desarrollo de la psoriasis.

El mencionado estudio demuestra que el gen TREX2 tiene un papel relevante con respecto a la respuesta inflamatoria que se desencadena cuando se sufre un brote de psoriasis, por lo que en la piel de los pacientes se produce un fuerte aumento de la expresión del gen TREX2.

Dicho estudio ha sido llevado a cabo con ratones, y los que eran deficientes para esta proteína tenían una susceptibilidad mayor a la carcinogénesis de piel inducida por genotóxicos como por ejemplo la radiación ultravioleta. Por ello, a través de biopsias tanto de pacientes como de personas sin la enfermedad y empleando modelos de psoriasis en ratones, demostraron que esta molécula tenía un papel relevante en la degradación de ADN en la epidermis psoriásica, favoreciendo la inflamación.

El TREX2, al degradar el ADN, provoca la muerte celular de los queratinocitos (células comunes y abundantes en la piel), que mueren y proliferan una y otra vez, lo que contribuye a generar una respuesta inmunitaria crónica en la piel.

El siguiente paso será el de descifrar cuál es exactamente el mecanismo de acción del TREX2 tanto en el desarrollo como en el mantenimiento en el tiempo de la psoriasis, para poder diseñar estrategias terapéuticas especificas y orientadas a esta vía para poder tratar la enfermedad.

Por ello, la identificación de este gen como una molécula clave en el desarrollo de la psoriasis es sin duda una nueva diana terapéutica para poder tratar la enfermedad en el futuro.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *