Mi hijo tiene dermatitis atópica: Dudas frecuentes

mi hijo tiene dermatitis atopicaEs especialmente duro para los padres cuando su hijo tiene dermatitis atópica. Esta condición cutánea les hace sufrir y en ocasiones les cuesta comprender qué significa tener dermatitis atópica y asimilar su tratamiento.

Es tarea de los padres ayudarles a comprender mejor lo que le ocurre a su piel para que sean responsables e intenten no rascarse y seguir el tratamiento al pie de la letra.

Como ya comentamos en otra ocasión, es importante que las personas cercanas al niño y el personal del colegio conozcan a la perfección su condición cutánea para que sepan qué deben hacer y qué no y cómo es el tratamiento, por si el niño es todavía demasiado pequeño como para ser responsable del mismo.

Aunque los niños tengan dermatitis atópica, eso no significa que vayan a seguir teniéndola de adultos.  Alrededor de un 60% de los pequeños suelen dejar atrás la enfermedad cuando llega la pubertad.

En ocasiones, los padres se sienten abrumados por el problema de sus hijos y creen que deben introducir muchos cambios en su vida para que tenga una existencia 100% sana. Pero no es así.

Por ejemplo, muchos progenitores creen que su hijo no podrá bañarse en la piscina durante el verano. Tan solo en los casos más graves de dermatitis deberían evitar meterse en la piscina.

Lo normal es que puedan bañarse como cualquier niño. La única preocupación que deben tener en cuenta es que tras estar en la piscina es importante darse una buena ducha con agua tibia y aplicar los emolientes convenientes.

Tampoco hace falta que los niños coman distinto. Tan solo en el caso de que sean alérgicos a algo deberán cambiar su dieta. Es cierto que en ocasiones hemos hablado de que la alimentación afecta a la piel, pero eso no significa que haya que sacar de su dieta algunos alimentos.

Además, el niño también puede tomar el sol con normalidad, ya que además de que puede mejorar los síntomas de esta enfermedad, es sano siempre que se tome con moderación, con protección y en las horas en las que sea menos peligroso.

Los baños en el mar son siempre una buena idea, ya que su piel se verá muy beneficiada por este tipo de agua. Eso sí, hay que intentar que el niño lleve protección solar y que se bañe evitando las horas centrales del día.

En casa el tiempo de la ducha debe ser corto, con agua tibia y usando productos específicos para no irritar la piel. No hay que frotar la piel del niño ni al enjabonarla ni al secarla y usar emolientes tras el baño es obligatorio para que la piel recupere su equilibrio.

Mi hijo tiene dermatitis atópica: Dudas frecuentes
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *