¿Ayuda la primavera a la psoriasis?

 

piel-sensibleEl clima es un factor muy importante en la psoriasis, por lo tanto las estaciones influyen en ella de una u otra manera. El frío repercute de una forma más agresiva y molesta mientras que el calor ayuda a la hidratación de la piel.

La primavera es por lo general la estación del año que más puede ayudar a aliviar la enfermedad, el sol calienta pero no en exceso como en verano y la humedad es más notoria. Estos factores no sólo ayudan a una mejora de la psoriasis sino también a que mentalmente afrontemos con mayor seguridad nuestro día a día.

Un factor recurrente de la mejora de la psoriasis en primavera es la mayor cantidad de luz ultravioleta natural (rayos de sol). Los días se alargan y nuestra piel está más expuesta al llevar ropa más ligera.

Pese a los beneficios que la luz del sol nos aporta debemos ser cautelosos debido a que una gran exposición a él puede exponer nuestra piel e incrementar los riesgos.

Además de una mayor exposición a la luz solar hay otros factores que debemos considerar en los cambios estacionales, especialmente a partir de la transición frío-calor del invierno a la primavera.

Sudor: Es importante minimizar el sudor, esto es complicado debido al aumento de las temperaturas. Llevar ropa ligera y de colores claros puede resultar de gran ayuda.

Natación: Darse un baño ayuda a nuestra psoriasis. Pese a ser muy recomendable hay que tener atención debido a que tanto la sal marina como el cloro pueden resultar irritantes para la piel, por lo que tras el baño hay que darse una ducha con agua fresca y posteriormente aplicar crema hidratante Blue Cap.

Suciedad: Es más sencillo ensuciarse en las estaciones calientes debido a que salimos más y nuestra piel está expuesta con ropa ligera, por lo tanto debemos aumentar nuestra limpieza personal. Recomendable usar jabón suave para pieles sensibles o la loción Blue Cap.

Reducción del estrés: La mente tiene una clara repercusión en nuestra salud, por lo que poder realizar actividades al aire libre que ayuden a reducir nuestro estrés y por lo tanto las preocupaciones harán mucho más llevadera nuestra jornada. El buen tiempo acompañado de ejercicios como montar en bici, pasear o practicar Pilates nos ayudarán a combatir enfermedades asociadas a la psoriasis.

La llegada de la primavera es siempre una buena noticia para todo el mundo y eso incluye a cualquier persona que tenga psoriasis. Es una época relajante que nos ayudará a mejorar diariamente.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *